Asociación / Situación actual del enfermo reumático Más del 15% de los españoles sufren reumatismos, otro 40% de la población desarrolla algún dolor músculo-esquelético

Según el Informe de prevalencia de enfermedades reumáticas de la Sociedad Española de Reumatología, más de 10 millones de españoles están afectados por estas patologías. Esta cifra significa que el 22,6% de los españoles mayores de 20 años padecen una enfermedad reumática. El impacto económico, social y sanitario de las enfermedades reumáticas es enorme.

En Asturias, se registra el mismo porcentaje de afectados por estas patologías:

INFORME DE PREVALENCIA DE ENFERMEDADES REUMÁTICAS EN ASTURIAS, según la Sociedad Española de Reumatología. Habitantes: 1.075.329 (Población mayor de 20 años)

DiagnósticoPorcentaje
Artritis reumatoide5.377 (0.50%)
Artrosis de rodilla, mano o columna178.505 (16.60%)
Cervicalgia171.209 (15.92%)
Fibromialgia24.733 (2.30%)
Lumbalgia159.149 (14.80%)
Lupus981 (0.09%)
Osteoporosis36.561 (3.40%)

Además, son la primera causa de incapacidad laboral. En nuestro país se pierden más jornadas de trabajo por enfermedades reumáticas que por cáncer, tuberculosis y diabetes junto.

El reuma como tal, no existe, ya que dentro de Reumatología se engloban más de 200 patologías distintas, con identidad propia, y que podemos clasificar en cuatro grandes grupos:

  • Degenerativas, como la artrosis.
  • Inflamatorias, como la artritis reumatoide.
  • Metabólicas, como la osteoporosis, gota, etc.
  • Las que afectan a partes blandas, como fibromialgia, bursitis, tendinitis, etc.

Las personas que sufren estas enfermedades tienen grandes dificultades para desarrollar con normalidad su vida cotidiana (trabajo, tareas del hogar, etc.). La existencia de tantas patologías hace que cada enfermo tenga su propia experiencia personal y particular.

En general, son dolores en las articulaciones que les impide la movilidad y les limita su capacidad física, aunque el dolor puede ser igual de intenso sin necesidad de que realicen ningún movimiento. Uno de cada diez reumáticos sufre una marca de invalidez. Las minusvalías por reumatismos aparecen a edades más tempranas que las causadas por otras enfermedades, salvo por accidentes y enfermedades mentales. Es muy importante tener en cuenta que los afectados no son sólo personas mayores, sino que en el grupo de edad de alta productividad laboral (de 46 a 60 años) los afectados llegan al 22%. También afecta a los más jóvenes. Por ejemplo, el caso de la artritis, que afecta a 1 de cada 1000 menores de 16 años.

Los reumatismos normalmente no tienen signos visibles, aunque en algunas enfermedades se dan manifestaciones cutáneas, inflamaciones o deformaciones.

Así, la vida diaria de estas personas es como subir una montaña todos los días, desde el momento en que se levantan. Todo lo que realizan tiene una importante dificultad para ellos: subir escaleras, mover los brazos o cruzar la acera, puede convertirse en un verdadero esfuerzo.

Además, al tratarse de enfermedades crónicas, e incluso algunas degenerativas, estas personas necesitan ayuda psicológica para aprender a vivir con las limitaciones inherentes a su enfermedad.