Actualidad Noticias Te mantenemos informado

26 Febr 2009

Conocer el sitio exacto donde se tiene que colocar la prótesis de cadera de recubrimiento sin necesidad de sistema de navegación es posible con el empleo de tres agujas que guían el procedimiento.


Uno de los problemas de las prótesis de recubrimiento de cadera es su implantación: situarlas en la posición correcta para que no se produzcan complicaciones y orientar el componente femoral, el que recubre la cabeza del fémur. Para llegar al sitio exacto se emplean navegadores, pero un equipo de cirujanos ortopédicos formado por Manuel Villanueva, del Hospital USP San José y del Gregorio Marañón; Antonio Ríos, del Hospital Virgen del Mar, de Almería, y de la Clínica iQtra Medicina Avanzada, centro al que también pertenece Ángel Villamor, ha conseguido orientar la implantación de la prótesis sin la necesidad de estos sistemas. Este procedimiento se presenta en la Reunión de la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos, que se está celebrando en Los Ángeles.

El citado grupo ha diseñado un nuevo procedimiento que se basa en la utilización de tres agujas guía, cuyo objetivo principal es descomponer los pasos más arriesgado de la cirugía en varios gestos quirúrgicos. "Con los dos primeros y apoyándonos en conceptos trigonométricos, conseguimos los dos planos espaciales a los que hay que atender para llegar a la orientación correcta. Una vez definidos los dos planos, con las agujas colocadas o insertadas sobre el cuello femoral, orientamos el tercer tiempo con la ayuda de una tercera aguja, que nos permite introducir el componente femoral en la posición precisa y correcta", ha explicado Villanueva a DIARIO MEDICO.


Complicaciones

Con la nueva forma de implantación se intenta prevenir la lesión cortical del cuello del fémur para evitar el debilitamiento que pueden producir las fracturas posteriores y la necrosis de la cabeza del femoral causada por los vasos retinaculares laterales y los colaterales que penetran en la metáfisis y que llegan hasta la cabeza femoral.

Según ha comentado Villamor, la artroplastia de cadera de recubrimiento es una alternativa a la artroplastia total de cadera convencional en la que se efectúa una resección ósea limitada del cuello y de la cabeza femoral mediante la implantación de una especie de caperuza que se articula con otro acetabular -artroplastia total de recubrimiento-, o con el acetábulo nativo -artroplastia parcial de recubrimiento-.

La indicación ideal son los pacientes jóvenes y activos, "menores de 55 años que tengan una actividad deportiva", y una artrosis de cadera sin gran acortamiento o deformidad.

Entre las ventajas teóricas de este tipo de implantes figuran la preservación del hueso, una mayor movilidad y estabilidad, mejoría de la función y facilidad de revisión.

Villamor ha recordado que aún no se sabe cuántos años duran estas prótesis, "pero se piensa que superarán los 15 años de vida media de las convencionales".

Cada vez se está extendiendo más su uso y, por ejemplo, en el Reino Unido más del 50 por ciento de las prótesis de cadera que se implantan en menores de 55 años son de recubrimiento.

Exclusión

No obstante, no hay que olvidarse de las contraindicaciones, ya que en sujetos con insuficiencia renal, mujeres en edad fértil, grandes deformidades o extremidades con diferente longitud no se recomienda su uso.

Villanueva y Villamor ha resaltado que el procedimiento que emplean para la implantación de cualquier sistema de recubrimiento "permite acortar el tiempo quirúrgico al prescindir de algunos pasos y reducir la variabilidad del más complejo de todos: la colocación de la aguja guía de la femoral".

Un porcentaje significativo de la artrosis de cadera en pacientes jóvenes corresponde al denominado choque femoro-acetabular, "patología que suele pasar desapercibida y que se diagnostica ya en fases avanzadas. Si se detectara a tiempo, se podría evitar la implantación de prótesis, sobre todo en pacientes jóvenes y deportistas".

Por eso, los dos cirujanos ortopédicos alertan para que los médicos de primaria y los especialistas en medicina deportiva consideren esta patología, que cursa con dolor, en pacientes jóvenes. De esta forma, "se podrá prevenir la implantación de prótesis".

DIARIO MEDICO
Clara Simón Vázquez
25/02/2009