Actualidad Noticias Te mantenemos informado

24 Sept 2013

Un grupo de investigadores han desarrollado una tecnología capaz de detectar el movimiento de los músculos. La técnica permitirá identificar anomalías y corregirlas.

Una investigación sobre una nueva técnica de función muscular por imagen tomada en movimiento podría descubrir la raíz de los trastornos musculoesqueléticos, como el dearrollo de la osteoartrosis tras la cirugía de ligamiento cruzado anterior (LCA). El método se recoge en The Journal of Visualized Experiments.

"La técnica utiliza ultrasonidos para detectar el movimiento de los músculos mediante el principio de Doppler", explica Siddhartha Sikdar, investigador principal y profesor en el departamento de Ingeniería y Bioingeniería Informática y Eléctrica de la Universidad Geroge Mason de Farirfax, Virginia (Estados Unidos). "Hemos utilizado un método, donde las ondas de ultrasonidos de direcciones múltiples se combinan con un número de otras medidas biomecánicas de movimiento articular".

Los datos obtenidos por este método proporcionaron a los investigadores una vista detallada de los múltiples aspectos del movimiento humano relacionados con la realización de una tarea dinámica, por ejemplo "cuánta fuerza se aplica en la rodilla y qué cantidad de músculo trabaja", recalca Sidkar.

"Una vez que se identifican las anomalías, los programas de intervención dirigida se implementan para corregirlas. Además, podemos hacer modelos específicos basados en los datos actuales más que utilizar datos basados en animales o cadáveres", concluye el investigador.

DIARIO MÉDICO
Redacción
17/09/2013