Actualidad Noticias Te mantenemos informado

26 Febr 2014

La artrosis de compartimento interno en aquellos pacientes con artrosis de rodilla en fase inicial y de mediana edad no contaba con un tratamiento eficaz.

La artrosis de compartimento interno en aquellos pacientes con artrosis de rodilla en fase inicial y de mediana edad no contaba con un tratamiento eficaz. Los pacientes debían someterse a una cirugía de reemplazo de rodilla porque los tratamientos convencionales, como los analgésicos, no resultaban eficaces. Para cubrir ese vacío terapéutico, se ha creado un nuevo dispositivo médico, denominado KineSpring, que consiste en la colocación de un implante de descarga articular para aquellos casos de dolor y pérdida de la función provocados por la aparición de artrosis en el compartimento interno.
"Esta intervención resuelve el problema de la artrosis de compartimento interno y permite tratar a un paciente que no había sido tratado adecuadamente", incide Ricardo Rodríguez, jefe del Servicio de Cirugía Ortopédia y Traumatología del Hospital de Torrelodones, en Madrid, que realizó la primera intervención de este tipo en España hace quince meses.

El sistema está basado en un amortiguador que reduce en 13 kg la sobrecarga que sufre la rodilla. El amortiguador, que se implanta en el espacio extra-capsular a lo largo de la cara medial de la articulación, descarga de forma activa la rodilla durante la fase de apoyo de la marcha. "El dolor se alivia de forma inmediata y tiene una recuperación rápida. En sólo dos meses, los pacientes están recuperados", hace hincapié Rodríguez. El nuevo tratamiento quirúrgico ya ha sido implantado con éxito en unos 500 pacientes en todo el mundo, siete de ellos en España.

DIARIO MÉDICO
Ester Crespo
Madrid, 24 de febrero de 2014