Actualidad Noticias Te mantenemos informado

04 Abri 2012

LA PATOLOGÍA SE HA ASOCIADO TRADICIONALMENTE A LAS MUJERES

La osteoporosis en el hombre ha sido muy poco tenida en cuenta, en parte porque se ha asociado desde el principio a la menopausia, y también porque es más prevalente en mujeres.

Sin embargo, los datos de la patología en el varón no son nada desdeñables: entre el 25 y el 30 por ciento de los hombres a partir de los 50 años de edad sufrirán una fractura osteoporótica antes de morir.

La Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF) ha presentado durante el Ecceo, en Burdeos, un documento sobre este problema. Adolfo Díez-Pérez, del Hospital del Mar, de Barcelona, ha sido uno de los integrantes del grupo de trabajo encargado de desarrollarlo: "Hay muchos conceptos muy arraigados sobre la osteoporosis en el varón, y hay que revisarlos porque son falsos", se lamenta, en declaraciones a Diario Médico. ¿El primero de ellos? Pensar que la incidencia es pequeña y, por lo tanto, que la dimensión del problema no tiene mucha importancia. "La dimensión del problema es grande, a pesar de que haya condicionantes que favorezcan que la mujer tenga más fracturas, como el hecho de que el varón tenga menos esperanza de vida y, por lo tanto, tiene menos posibilidades de fracturas".

Otro de los falsos mitos de la enfermedad es que en hombres casi nunca tiene carácter idiopático: "Generalmente se ha asociado a padecer una enfermedad endocrina, al alcoholismo crónico o a la mayor incidencia del tabaquismo (que está altamente relacionado con la enfermedad pulmonar obstructiva crónica). Pero la osteoporosis en el hombre sin causa subyacente identificable es mucho más común de lo que pensábamos", afirma. Y, también, más grave. Una de las razones es que la obesidad actúa de forma distinta en hombres y en mujeres, y mientras en ellas la grasa se articula en torno a la cadera, ejerciendo un mecanismo protector, en los hombres no. Por otro lado, la sarcopenia se desarrolla con más agresividad en algunos grupos de varones y esto incrementa mucho el riesgo de fracturas.

LA RAZÓN HORMONAL

Si en las mujeres una gran parte de las osteoporosis se producen debido a una bajada de estrógenos, "también hay hombres que sufren un estado más o menos desarrollado de hipogonadismo y esto es una causa de mayor riesgo y propensión a la osteoporosis que muchas veces se pasa por alto". No obstante, el único tratamiento que ha sido desarrollado de forma específica para la osteoporosis del hombre es el que actúa contra el hipogonadismo primario: el tratamiento de reemplazo hormonal, que consigue paliar la agresión fundamental en el hueso de los pacientes. Asimismo, la osteoporosis masculina también depende del nivel de estrógenos: "Se valoraron casos individuales de varones que no producían nada de estrógenos, debido a una anomalía genética, y se confirmó que tenían más osteoporosis".

La conclusión final es que el médico, especialmente el de primaria, debe tomar conciencia del problema. "Hay que considerar que las fracturas en hombres también son osteoporóticas. Si un varón se rompe un hueso sólo con un tropezón, hay que alertarse, porque queda claro que ese hueso no ha resistido algo que normalmente debería resistir".

DIARIO MEDICO
Beatriz Roselló, Burdeos
27 de marzo de 2012