Actualidad Noticias Te mantenemos informado

07 Novi 2011

Según el estudio Episer realizado en 2001, la prevalencia de la artritis reumatoide se encuentra entre el 0,5 y el 1 por ciento en la población mayor de 20 años y se da especialmente en mujeres entre los 40 y 60 años.

La Fundación Josep Laporte, en colaboración con el Foro Español de Pacientes y Roche, ha presentado el libro Artritis reumatoide: Una visión del presente y una mirada al futuro, donde se recogen los resultados del estudio multidisciplinar realizado por la Universidad de los Pacientes sobre esta enfermedad. Además también se aportan testimonios de afectados, familiares y profesionales.

La clave de esta investigación, como recuerda Giovanna Gabriele, autora del estudio, ha sido precisamente la interacción con estos grupos, ya que mediante entrevistas personalizadas a cada uno de ellos se han determinado las necesidades y preferencias de los pacientes.

Se ha llegado a la conclusión de que un diagnóstico precoz y un tratamiento multidisciplinar, es la mejor opción. "Es muy importante diagnosticar y tratar la artritis reumatoide cuanto antes, ya que esto mejorará considerablemente la calidad de vida del paciente", señala Eduardo Cuende, vicesecretario de la Sociedad Española de Reumatología.

"Debe realizarse, además, un abordaje personalizado, puesto que cada caso es diferente, basándose en un tratamiento multidisciplinar que no implique únicamente al reumatólogo, sino también al psicólogo o al terapeuta ocupacional".

Mayor rapidez

Antonio Torralba
, presidente de la Coordinadora Nacional de Artritis, indica que, aunque es de gran importancia el abordaje multidisciplinar de la enfermedad, lo principal para lograr un buen tratamiento es que se produzca una agilización en el proceso de diagnóstico. "Los pacientes pedimos que no nos mareen llevándonos de un lado a otro hasta saber cuál es la dolencia. Si el médico de atención primaria en lugar de tratar al paciente él mismo, tuviera un especialista de referencia, todo sería más rápido y sencillo".

UNA ENFERMEDAD OCULTA

Durante la presentación del libro se ha puesto de manifiesto la falta de información en la sociedad sobre la artritis reumatoide. Eduardo Cuende ha señalado que "tenemos que reforzar el conocimiento de la enfermedad en médicos de atención primaria para que reconozcan los síntomas cuanto antes". Sin embargo, para Antonio Torralba esto no es suficiente: "Desde la Coordinadora Nacional de Artritis tratamos de hacer visible lo invisible, dar voz a los que no la tienen. Para ello es necesario dejar de ser individuos aislados y formar un colectivo con el que los pacientes puedan sentirse identificados. Un gran ejemplo de lo que desearíamos hacer son las asociaciones de pacientes con cáncer o de discapacitados psíquicos".

DIARIO MEDICO
Sandra Guijarro, 2 de noviembre de 2011