Actualidad Noticias Te mantenemos informado

13 Ener 2014

Cincuenta socios de la Liga Reumatológica participan en un estudio para conocer las ventajas terapéuticas de la gimnasia china.

Los movimientos lentos y fluidos del taichi combaten mejor el dolor y otros síntomas de la fibromialgia que otros ejercicios convencionales de estiramiento, según un estudio realizado por expertos de la Facultad de Medicina de la Universidad Tufts de Boston (Estados Unidos) y publicado en "New England Journal of Medicine". Para comprobar los beneficios reales de esta actividad de fuerza marcial, cincuenta socios de la Liga Reumatológica Asturiana (LAR) participaron en un estudio impulsado por el servicio de Rehabilitación del Hospital San Agustín. "La mitad de los pacientes notaron mejoría con la práctica de taichi, pero a día de hoy y una vez finalizado el estudio son pocos los que siguen realizando este tipo de ejercicio, por lo que el avance es mínimo", explicó la presidente del LAR, Manuela García Seijo.

Destacó que el taichi -que nació como un arte marcial en China y se centra en realizar movimientos lentos y gráciles, respirando y relajándose en un esfuerzo por mover una hipotética energía a través de todo el cuerpo- es beneficioso para los enfermos de fibromialgia porque no supone "ni mucho ni poco esfuerzo sino el justo". En cualquier caso, García Seijo señaló que las personas que sufren esta patología son "las más indisciplinadas". "Yo tengo fibromialgia y cuando te duele todo el cuerpo cuesta mucho sacar fuerza de voluntad para hacer ejercicio sea del tiempo que sea", subrayó.

El estudio realizado en el San Agustín fue similar al firmado en Boston. Para demostrar su eficacia contra los síntomas de la fibromialgia, un total de 33 voluntarios de Estados Unidos recibieron durante tres meses lecciones de taichi, con dos sesiones semanales de una hora. Además, se les animó a practicar al menos 20 minutos al día estas técnicas. Otro grupo de voluntarios recibió clases de estiramiento, similares a los que cualquier individuo puede realizar al despertarse por las mañanas. Los pacientes que realizaron taichi mejoraron su estado de salud en Boston, y en Avilés.

"Estas actividades son beneficiosas pero cuando finalizan, finalizan. Hay algunos socios que decidieron seguir dando clases por su cuenta pero el resto sigue como antes de la investigación en lo que a salud se refiere", señaló Manuel García Seijo siempre haciendo alusión a los enfermos de fibromialgia, una patología aún poco estudiada que es más común en las mujeres de mediana edad. Causa dolor en los músculos y cansancio así como dificultad para dormir, dolores de cabeza, periodos menstruales dolorosos o adormecimiento de las manos y los pies.

La presidenta de la Liga Reumatológica Asturiana avanzó, en otro orden de cosas, que el colectivo pasa ya de los 2.800 socios. "Somos uno de los grupos más grandes de España. Trabajamos sin buscar el protagonismo de forma seria y bien". La Liga celebrará elecciones el próximo marzo. Hasta entonces, García Seijo tiene previsto continuar al frente de la asociación.

LA NUEVA ESPAÑA
Myriam Mancisidor
5/01/2014