Actualidad Noticias Te mantenemos informado

12 Febr 2009

Con el objetivo de evaluar la utilización de recursos sanitarios y la repercusión socioeconómica de la artrosis de rodilla y cadera en España, la Sociedad Española de Reumatología (SER), en colaboración con la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) y con el patrocinio de Laboratorios Lacer, ha realizado el estudio ArtRoCad, cuyos investigadores principales han sido Enrique Batllé-Gualda, de la Unidad de Reumatología del Hospital General Universitario de Alicante, y Emilio García Criado, médico de familia del Centro de Salud de El Carpio, de Córdoba. Los resultados de la evaluación económica acaban de ser publicados en la revista Arthritis Care & Research.

Según este estudio, el coste anual medio de la artrosis de rodilla y cadera en España asciende a 1.502 euros por paciente, lo que supone un coste total de 4.738 millones de euros al año, es decir, el equivalente al 0,5 por ciento del PIB nacional. "Estas cifras revelan que en España el coste de la artrosis está muy por encima de lo que debería", ha señalado Rosario García de Vicuña, presidenta de la SER. "Además, esta situación va a empeorar con los años, ya que se espera que la prevalencia de la artrosis se incremente en los países desarrollados debido al aumento de la esperanza de vida y al hecho de que esta enfermedad afecta, sobre todo, a las personas mayores". En España la artrosis globalmente presenta una prevalencia superior al 15 por ciento, lo que significa que la padecen aproximadamente 6.800.000 personas.

En opinión de Estíbaliz Loza, colaboradora de la Unidad de Investigación de la Fundación Española de Reumatología y coautora del estudio, "la importancia de este trabajo radica en que evalúa no sólo el gasto que la artrosis le supone al Estado, sino también los costes que el paciente debe asumir directamente".

Loreto Carmona, directora de la citada Unidad de Investigación y coautora del estudio, ha subrayado que según ArtRoCad los mayores costes de esta enfermedad están asociados a los pacientes que presentan comorbilidad. "Si se trabaja para mantener controladas otras enfermedades como la hipercolesterolemia y la hipertensión se mejorará la carga económica de la artrosis".

El 86 por ciento del total de los gastos pertenece al rango de costes directos, que oscilan entre los 40 y los 18.155 euros al año por paciente, mientras que los indirectos pueden llegar a los 3.538 euros anuales. La mayor parte del presupuesto se destina a los costes médicos, sobre todo al tiempo de visita al especialista y a los ingresos hospitalarios.

(Arthritis Care & Research 2009; 61(2): 158-165)


DIARIO MEDICO
Redacción 11/02/2009