Actualidad Noticias Te mantenemos informado

24 Febr 2010

LAS PRÓTESIS DE HOMBRO DAN RESULTADOS MUY BUENOS, CON CAPACIDAD FUNCIONAL DEL 80 POR CIENTO EN EL HOMBRO Y AUSENCIA DE DOLOR.

Las principales indicaciones para implantar una prótesis de hombro son la omartrosis o artrosis de hombro, que puede ir acompañada de una rotura completa del manguito de los rotadores, que son unos tendones que activan las rotaciones del hombro y sustentan la cabeza del húmero, evitando que "suba hacia arriba" y contacte con la escápula y, por último, la inestabilidad recidivante a consecuencia de una luxación, según ha destacado Laurent Lafosse, traumatólogo de la Clínica General Annecy (Francia). Lafosse ha participado en el II Simposio Internacional de Traumatología y Cirugía Ortopédica, que este fin de semana se clausuró en Santander. En los casos en los que falla el manguito rotador se puede implantar una prótesis denominada invertida que evita la migración de ésta hacia la escápula, a la vez que recordaba que algunas fracturas complejas de la cabeza del húmero también se tratan mediante prótesis.

Cuando la destrucción del cartílago articular es muy grave sólo cabe la colocación de una prótesis de hombro, cuyo diseño actualmente es muy preciso tanto para fracturas como para enfermedades reumáticas. Los resultados son muy buenos, con una capacidad funcional del 80 por ciento en el hombro y ausencia de dolor, gracias a unos biomateriales y a una biomecánica cada vez más sofisticados, que han reducido infecciones y complicaciones.

Cuando falla el manguito rotador se puede implantar una prótesis denominada invertida que evita la migración de ésta hacia la escápula
Según Luis Pérez Carro y Paul Golanó, traumatólogo del Hospital Marqués de Valdecilla y profesor de Patología y Terapéutica Experimental de la Universidad de Barcelona, respectivamente, y codirectores del simposio, la abundante patología ligada al manguito rotador, una tendinopatía degenerativa crónica que afecta, en mayor o menor grado, a todos los elementos del espacio subacromio-deltoideo, es uno de la grandes retos de la cirugía ortopédica.

"Cuando el brazo es abducido, el tendón del supraespinoso que está poco vascularizado es pinzado entre el troquiter, el acromion y el ligamento acromiocoracoideo. Este traumatismo repetido acelera e intensifica los cambios degenerativos normales; las fibras del tendón se deshilachan, se vuelven fibrilares, avasculares e incluso necróticas. En ocasiones, da lugar al desgarro del manguito de los rotadores, y el resultado es el desarrollo de un proceso inflamatorio agudo o crónico", ha explicado Pérez Carro.

Si no se soluciona el problema el paciente requiere cirugía, siendo la artroscopia la que mejor soluciona este cuadro, dada su menor agresividad
Según Golanó, esta patología origina un dolor sordo localizado en la zona deltoidea que se agrava con los movimientos de abducción y la antepulsión del hombro. "Si existe rotura del tendón del manguito de los rotadores es típica la dificultad para mantener el brazo en abducción de 90º. Aunque el diagnóstico es esencialmente clínico, pudiéndose apreciar en la radiología una esclerosis del troquiter, generalmente se usan otras medidas diagnósticas como la ecografía o la resonancia magnética nuclear cuando se sospecha rotura tendinosa", ha indicado.

El tratamiento en fases agudas es el reposo de aquellas actividades que requieran elevación del brazo por encima de la cabeza, pudiéndose prescribir antiinflamatorios no esteroideos, crioterapia o infiltraciones de corticoides. "Si no se soluciona el problema el paciente requiere cirugía, siendo la artroscopia la que mejor soluciona este cuadro, dada su menor agresividad", ha afirmado Jaap Willens, presidente de la Sociedad Europea de Hombro y Codo y especialista del Hospital Olvg, de Amsterdam.

EVOLUCIÓN DE LA REVOLUCIÓN ARTROSCÓPICA

La artroscopia de hombro fue la revolución, en opinión del holandés Jaap Willens, para los tratamientos de esta articulación en la década de 1990. "Este congreso se puede definir como un repaso a la evolución de esta revolución, que no se detiene tras los buenos resultados de la artroscopia y las modernas prótesis. Dolor de hombro por artrosis, fracturas y secuelas de lesiones de hombro son las tres principales indicaciones para colocar una prótesis. Y en el caso de la artroscopia las indicaciones serían dolor de hombro, rotura de los tendones del hombro y luxaciones", ha enumerado el traumatólogo.

Durante tres días, en el II Simposio Internacional de Traumatología y Cirugía Ortopédica se ha abordado el preceptivo examen físico y radiológico; la artroscopia de hombro: indicaciones, posicionamiento, portales, técnicas básicas y complicaciones; la anatomía artroscópica del hombro y artroscopia: inestabilidad, manguito rotador, bíceps, articulación acromioclavicular, labrum o rodete acetabular y lesiones de SLAP, reparación del subscapular, hombro congelado, latarjet artroscópico; las fracturas de húmero proximal: reconstrucción, suturas, placas y prótesis; las fracturas de clavícula y escápula; las prótesis de hombro: opciones humerales, exposición de la glena y opciones, anatómica, inversa, tratamiento de las complicaciones; y el nervio supraescapular: liberación artroscópica, y las transferencias tendinosas.

Santiago Rego. Santander
DIARIO MEDICO, 22 de febrero de 2010