Actualidad Noticias Te mantenemos informado

26 Febr 2010

Estudios clínicos y experimentales revelan vínculos importantes entre los factores psicológicos y sociales y la curación de lesiones en los tejidos blandos, lo cual tiene relevancia para el dolor musculoesquelético crónico.

El estrés psicológico se asocia con la recuperación de las lesiones en tejidos blandos tanto en pacientes como en animales de experimentación, según se desprende de un estudio canadiense reciente.
El Dr. H.M. Finestone y sus colegas de la University of Ottawa realizaron un análisis bibliográfico con el objetivo de integrar la información sobre el modelo biopsicológico de dolor musculoesquelético crónico y del modelo de cambios musculares y en heridas inducidos por estrés psicológico.
Otro objetivo de los expertos fue proponer un modelo de evaluación y tratamiento clínicos que incorpore esos datos bibliográficos al tratamiento del dolor musculoesquelético crónico.
Los investigadores canadienses realizaron una búsqueda de artículos relevantes en inglés publicados entre enero de 1990 y febrero de 2008 que figuraran en las bases de datos Medline y PsycINFO.
La revisión indicó que el estrés psicológico se asocia con más lentitud en la curación de las heridas en las personas añosas estresadas, los ratones con movimiento restringido, los cobayos aislados de sus congéneres, las personas adultas con heridas en las piernas y los pacientes quirúrgicos. Un estudio demostró que la escritura expresiva tiene un efecto positivo sobre la curación de heridas cutáneas pequeñas.
Por su parte, estudios realizados en mataderos de cerdos revelaron que el alto nivel de estrés previo al sacrificio afecta negativamente la calidad de la carne de estos animales. En conjunto, señalan los autores, las evidencias señalan la existencia de vínculos importantes entre los factores psicológicos y sociales y la recuperación de daños sufridos en los tejidos blandos. Esa relación está mediada por procesos bioquímicos y psicológicos identificables.
En opinión de los investigadores canadienses, es necesario redefinir los conceptos acerca del papel de los factores psicológicos y sociales en el dolor y la cronicidad de las patologías musculoesqueléticas.

Sociedad Española del Dolor
01/01/2010