Actualidad Noticias Te mantenemos informado

14 Mayo 2008

La práctica de pilates es cada vez más común y los beneficios para la salud son claros: mejora la calidad de vida, la coordinación, la fuerza, el equilibrio, y la conciencia y control del cuerpo. Los ejercicios de pilates cada vez son más conocidos y utilizados.

Se trata de un método que se centra en mejorar la condición física a la vez que la mental y la espiritual, según ha explicado a DM Brent Anderson, fisioterapeuta de la Universidad de Miami y presidente de Polestar Pilates, durante el Día de Pilates, celebrado en Madrid. En el encuentro se realizó una exhibición de algunos ejercicios y se comentaron los beneficios para la salud de esta práctica, creada por Joseph Pilates durante la Primera Guerra Mundial.

El método se centra en trabajar el cuerpo como un todo, desde la musculatura más profunda a la más periférica, a la vez que se practica la concentración para la correcta ejecución de las posturas y se elongan los músculos utilizando pocas repeticiones, consiguiendo mejorar el equilibrio, fortalecer la columna y desarrollar la fuerza.

La esencia es la respiración y el control del cuerpo, fortaleciendo especialmente el abdomen, al que Pilates llamó Powerhouse (casa del poder, en inglés). "No obstante, se trata de organizar y conectar todo el cuerpo. Esa conexión en las articulaciones es lo que aumenta la fuerza, la flexibilidad y la mecánica".

Según Anderson, todos los pacientes son susceptibles de realizar los ejercicios. En niños, por ejemplo, los trabajos de suelo les enseñan hábitos posturales saludables y mejoran su concentración.

En rehabilitación, "identificamos desequilibrios del cuerpo y los mejoramos. El tratamiento con pilates de algunas enfermedades tiene que centrarse en el dolor, ya que la patología puede tener su origen en la organización de movimientos, que producen una restricción y a la larga se produce una enfermedad", como contracturas y otros problemas de espalda.

"En pacientes con cáncer y enfermedades crónicas, como esclerosis múltiple y Parkinson, mejora la calidad de vida" y el movimiento. Según un trabajo de Anderson para medir el impacto de pilates en la calidad de vida y el bienestar emocional de pacientes con dolor crónico lumbar, su práctica reduce la depresión y mejora el aspecto psicológico. "Se trata de una disciplina individual para maximizar el propio potencial".

Por otro lado, en ancianos la falta de impacto reduce el riesgo de lesión y fortalece y protege las articulaciones. En lesión medular, "con resortes y aparatos se les mueve el cuerpo para restaurar la vitalidad de las extremidades paralizadas, de forma que se movilicen todos los fluidos y músculos corporales; y las embarazadas pueden realizarlo aunque con algunas restricciones, y beneficiarse sobre todo de los ejercicios que fortalecen el suelo pélvico".


Isabel Gallardo Ponce
13/05/2008
DIARIO MÉDICO