Actualidad Noticias Te mantenemos informado

19 Sept 2008

El programa informático FRAX, presentado en el XXX Congreso Anual de la Sociedad Americana de Investigación Ósea y Mineral, que se está celebrando en Montreal (Canadá), calcula la probabilidad de fractura a diez años en mujeres posmenopáusicas y hombres mayores.

Los especialistas dedicados a las enfermedades óseas disponen de una nueva herramienta. Se trata del programa FRAX, desarrollado por la Universidad de Sheffield, en el Reino Unido, y la Organización Mundial de la Salud, y validado para evaluar el riesgo de fractura en pacientes. Dicha herramienta, presentada en un simposio científico organizado por Amgen en el XXX Congreso Anual de la Sociedad Americana de Investigación Ósea y Mineral (Asbmr) que se está celebrando en Montreal (Canadá), se basa en modelos individuales que combinan e integran factores clínicos de riesgo con la densidad mineral ósea (DMO) del cuello femoral.

Más factores de riesgo
"Estudios recientes han demostrado que la medición de la densidad mineral ósea por sí sola no es una determinación óptima del riesgo de fractura, y que la inclusión de otros factores de riesgo correctamente validados con o sin DMO mejora la evaluación del riesgo de fractura y la identificación de mujeres posmenopáusicas y hombres mayores que tienen un riesgo creciente de fractura", ha explicado Ethel S. Siris, de la Universidad de Columbia y directora médica del estudio de Evaluación Nacional del Riesgo de Osteoporosis (NORA) en Estados Unidos.

La herramienta FRAX es un programa informático disponible en internet (www.shef.ac.uk/FRAX/) y del que también se pueden descargar otras versiones simplificadas que utilizan los factores de riesgo que haya disponibles. Según Siris, "los algoritmos de FRAX calculan la probabilidad de fractura a diez años, proporcionando la probabilidad de fractura de cadera y de las fracturas osteoporóticas más importantes a diez años: fractura clínica vertebral, antebrazo, cadera y hombro".

Esfuerzo insuficiente
En 1994 la OMS proporcionó las primeras definiciones operacionales de lo que significa masa ósea normal, osteopenia y osteoporosis en mujeres blancas posmenopáusicas; están basadas en las medidas de densidad mineral ósea de la columna, la cadera y el antebrazo, que permiten el diagnóstico de la enfermedad antes de que se produzcan fracturas. Sin embargo, ese esfuerzo inicial no incluía ninguna recomendación sobre cuándo iniciar el tratamiento.

FRAX ha incluido la osteopenia como factor de riesgo en el algoritmo de evaluación del riesgo: "Se espera que las decisiones de tratamiento en pacientes osteopénicas sean más claras, porque la decisión de tratar se basará en el riesgo de fractura absoluto a los diez años y no sólo en el valor normalizado de DMO (T-score)". En definitiva, el programa "mejorará la habilidad de los profesionales dedicados a las patologías óseas para identificar a mujeres posmenopáusicas y hombres mayores de diferentes nacionalidades con riesgo de sufrir una fractura", ha precisado Siris.

Esther Román Cantón.
Montreal
DIARIO MÉDICO
17/09/2008