Actualidad Noticias Te mantenemos informado

28 Marz 2009

Dos días consecutivos una vez al mes: esta nueva pauta de tratamiento de risedronato 75 mg, disponible en España a partir del día 1 del próximo mes, permitirá mejorar la adherencia al tratamiento para las pacientes posmenopáusicas con osteoporosis.


En nuestro país, la osteoporosis tiene una incidencia media debido, posiblemente, al clima, la vitamina D y algunos factores genéticos. La fractura de cadera es la consecuencia más grave derivada de esta patología, y en España afecta a entre 100 y 120 personas por cada 100.000 habitantes.

"Una de las vías para combatir la osteoporosis y, por ende, evitar estas fracturas, además de las vertebrales y no vertebrales, es la terapia basada en bisfosfonatos. El problema es que los pacientes con osteoporosis tienden a abandonar la medicación. De hecho, al año de iniciar la terapia sólo la mitad de ellos continúa con el tratamiento", ha explicado Manuel Sosa, jefe de la Unidad Metabólica Ósea del Hospital Universitario Insular de Las Palmas de Gran Canaria y presidente de la Sociedad Española de Investigación Ósea y Metabolismo Mineral (Seiomm), a DIARIO MÉDICO.

Para mejorar la adherencia a la terapia, P&G Pharmaceuticals ha presentado Acrel 75 mg (risedronato 75 mg), el primer y único tratamiento con ritmo mensual en osteoporosis posmenopáusica que ha demostrado reducir el riesgo de fractura vertebral y de cadera y que estará disponible en las farmacias españolas a partir del 1 de abril. "El fármaco ya es conocido; lo que aporta el nuevo esquema terapéutico es la comodidad de la toma: dos días consecutivos una vez al mes". Otra novedad es que tras la toma de este fármaco la paciente sólo tiene que esperar 30 minutos a ingerir el primer alimento, bebida u otro medicamento.

Según datos del estudio HIP, que evaluó la eficacia en la reducción de fracturas de cadera en 9.331 mujeres posmenopáusicas con fractura vertebral previa, risedronato reduce en un 60 por ciento el riesgo de fracturas de cadera en pacientes con osteoporosis establecida. Otro estudio, el REAL, reveló que el risedronato protege frente a fracturas vertebrales clínicas a partir de los seis meses y reduce el riesgo de fractura de cadera frente a alendronato en un 43 por ciento a los doce meses.

"Este fármaco tiene un perfil muy amplio, ya que también está indicado en osteoporosis en el varón y esteroidea. Durante los últimos cuatro o cinco años se ha estado utilizando semanalmente. Pero la novedad es que su potencia permite una administración más espaciada". La duración óptima del tratamiento para la osteoporosis no se ha establecido. En palabras de Sosa, "es un tema que genera debate. Aunque es una terapia que no se suele administrar durante más de cinco años, es cierto que un paciente que tiene osteoporosis la sufre de por vida. Por ello, la prolongación terapéutica más allá de este tiempo es una decisión individual".

¿Cuándo tratar?

Lo ideal, para Sosa, sería iniciar el abordaje de un paciente cuando tiene una masa ósea baja, antes de que sufra la primera fractura. "No obstante, nunca es tarde para impedir una nueva fractura porque ésta aumenta el riesgo de sufrir otras e incrementa la mortalidad". En este sentido, ha recordado que un estudio publicado hace poco en The Journal of the American Medical Association concluye que un paciente con fracturas tiene más riesgo de mortalidad.

DIARIO MEDICO
Ana Callejo Mora
27/03/2009