Actualidad Noticias Te mantenemos informado

18 Ener 2011

Una nueva herramienta de medida, que ha sido consensuada por especialistas de todo el mundo está diseñada para aplicarse en pacientes que presentan sinovitis (inflamación articular) en, al menos, una articulación y cuyo origen no se pueda explicar por ninguna otra enfermedad.

Una nueva herramienta de medida, que ha sido consensuada por especialistas de todo el mundo, permite detectar los casos de artritis de reciente comienzo, mientras que la clasificación anterior únicamente servía para pacientes con la enfermedad evolucionada.

"Hasta la fecha los criterios de clasificación estaban basados en las características que presentaban pacientes con una duración media de su enfermedad de 8 años y no eran del todo útiles para los pacientes con artritis de comienzo reciente", explica el reumatólogo del Hospital de Sabadell en Barcelona, Antonio Gómez Centeno.

Esta nueva herramienta está diseñada para aplicarse en pacientes que presentan sinovitis (inflamación articular) en, al menos, una articulación y cuyo origen no se pueda explicar por ninguna otra enfermedad. En estos casos, se aplicará una serie de criterios ponderados clínicos (número y tamaño de las articulaciones afectadas), serológicos (usando el factor reumatoide y los anticuerpos frente a péptidos citrulinados) analíticos de actividad (mediante la medida de los reactantes de fase aguda velocidad de sedimentación globular -VSG- y proteína C reactiva -PCR-) y de duración (cuadro clínico es igual o superior a 6 semanas).

"Con estos criterios podremos clasificar mucho más rápidamente a los pacientes y, por tanto, podremos iniciar con más razón el tratamiento con los fármacos moduladores de la enfermedad (FAME), y lograr así mejorar la calidad de vida de los afectados" indica Gómez Centeno.

Según el experto, el diagnóstico precoz "es muy variable dependiendo de la accesibilidad de los pacientes a la atención sanitaria y de la interrelación entre los médicos de familia y reumatólogos". En este sentido, el reumtólogo del Hospital de Sabadell de Barcelona advierte de que "no existe un número suficiente de unidades de artritis precoz en España, aunque se están empezando a instalar en los grandes hospitales""

La artritis reumatoide es una enfermedad grave y crónica que causa la inflamación de las articulaciones y tejidos circundantes. Sin embargo, aún suele confundirse con otras patologías reumáticas y sigue siendo bastante desconocida para la mayoría de la población, a pesar de que su incidencia supone el 0,5 por ciento. En España se estima que hay 200.000 afectados y que cada año se diagnostican 20.000 nuevos casos.

La enfermedad puede aparecer a cualquier edad y afecta tanto a hombres como a mujeres, aunque su mayor pico de incidencia se encuentra entre las mujeres de 35 a 55 años. Esta patología provoca dolor, rigidez, hinchazón y pérdida de la movilidad articular, afectando especialmente a las articulaciones más móviles como las de las manos y los pies, así como a muñecas, hombros, codos, caderas y rodillas. La inflamación mantenida y no controlada puede acabar dañando los huesos, ligamentos y tendones que hay alrededor de la articulación, lo que conduce a una deformidad progresiva.

medicosypacientes.com
Madrid, 18 de enero de 2011