Actualidad Noticias Te mantenemos informado

18 Febr 2009

Cuatro vasos de leche, queso, yogur y alrededor de quince minutos al sol pueden prevenir muchos problemas de osteoporosis. Así lo han asegurado los autores que han elaborado un Documento de Posición que lleva por título Papel del calcio y la vitamina D en el tratamiento de la osteoporosis.

Según las investigaciones que han llevado a cabo, el calcio y la vitamina D deberían ser dos elementos imprescindibles en la vida diaria de toda persona para prevenir esta enfermedad. La población española tiene déficit de calcio y vitamina D al mismo nivel que el resto de Europa.

Manuel Sosa, jefe de la Unidad Metabólica Ósea del Hospital Universitario Insular de las Palmas de Gran Canaria, ha explicado que la osteoporosis es mayor en las mujeres que en los hombres, y además, entre las mujeres mayores de 50 años un 40 por ciento sufren fracturas. "Es necesario concienciar sobre la importancia de esta enfermedad, sobre todo después de leer un estudio publicado en The Journal of the American Medical Association recientemente, que concluye que las pacientes con fracturas tenían más riesgo de mortalidad".

Falta de información

El objetivo del Documento de Posición, como ha afirmado María Jesús Gómez de Tejada, doctora en Medicina y Cirugía por la Universidad de Sevilla, es "responder a preguntas que los expertos en la materia se han hecho previamente y conseguir informar adecuadamente a la población. Antes hubo que hacer una selección y una revisión de todos los artículos publicados, que se realizó según criterios de la medicina basada en la evidencia; finalmente se redujo a 71 artículos".

Hace diez o doce años los fármacos para la osteoporosis eran escasos; sin embargo, hoy existen varios medicamentos que ayudan a reducir el riesgo de fracturas. Lo que todos tienen en común es que requieren calcio y vitamina D como complementos. "Determinadas poblaciones con menos recursos previenen esta enfermedad sólo con estos dos elementos, y son suficientes para evitar muchas fracturas", ha indicado Sosa.

Hoy en día no existen fármacos que combinen todo lo necesario para la prevención de la osteoporosis. Manuel Díaz-Curiel, jefe de la Unidad de Enfermedades Metabólicas Óseas de la Universidad Autónoma de Madrid, ha comentado que esto no es posible aún porque "existen muchas variantes de fármacos; son combinaciones que no se han hecho por problemas farmacosintéticos".

Recomendaciones

Los autores del Documento de Posición destacan tres puntos:

Existe una gran evidencia de que los suplementos de calcio y vitamina D por sí mismos reducen el riesgo de fractura tanto vertebral como no vertebral, y de cadera, pero con dosis mínimas de 800 UI al día de vitamina D y con dosis de calcio iguales o superiores a 1.200 mg/día.

Según los estudios realizados, es aconsejable que todos los tratamientos con un fármaco que reduzca el riesgo de fractura en la osteoporosis posmenopáusica sean administrados con un suplemento de calcio y vitamina D.

Entre las sales de calcio que se comercializan en nuestro país, la más empleada es el carbonato cálcico, aunque también circula el carbonato, pidolato, fostato, acetato y lactato cálcico. La absorción de éstas es similar, siempre que se administren en las comidas, que es la pauta ideal, en dosis divididas.


DIARIO MÉDICO
Tamara Ojeda
17/02/2009