Actualidad Noticias Te mantenemos informado

30 Ener 2012

La obesidad, el sexo, la edad, y la densidad mineral ósea son algunos de los factores de riesgo, según Francisco Blanco, para padecer artrosis.

La obesidad
Muchos estudios defienden la relación entre obesidad y artrosis de rodilla, cadera y manos. Sin embargo, no se conocen todavía los mecanismos causales. Existen al menos tres teorías: el sobrepeso aumenta la presión realizada sobre una articulación, y esto puede inducir la ruptura del cartílago; la obesidad actúa indirectamente induciendo cambios metabólicos y, por último, determinados elementos de la dieta favorecedores de la obesidad producen daño en el cartílago, en el hueso y en otras estructuras articulares.

Se calcula que el riesgo de padecer artrosis en las personas obesas con respecto a las no obesas es 4 veces mayor en las mujeres y 4,8 veces en los varones.

Sexo
Hasta los 45 años la artrosis de rodilla es poco frecuente. Entre los 45 y 55 años, la frecuencia es similar en ambos sexos. A partir de los 55, la enfermedad afecta de manera significativa a las mujeres, en las que es más grave y se extiende a más articulaciones.

Edad
Entre los mecanismos que explican la asociación de envejecimiento y artrosis se incluyen pequeños cambios anatómicos de las articulaciones y alteraciones biomecánicas o bioquímicas en el cartílago articular que comprometen sus propiedades mecánicas, como el descenso del número de células.

Densidad mineral ósea
La explicación para la correlación inversa entre artrosis y densidad mineral ósea no se ha aclarado, pero se ha postulado que una masa ósea reducida puede aumentar la capacidad ósea de absorción de las vibraciones del hueso yuxtaarticular, y este incremento a su vez protege el cartílago.

Otros factores
La condrocalcinosis, la alteración en la alineación articular, las alteraciones en la morfología de las superficies articulares y la etnia, son otros factores impulsores.

DIARIO MÉDICO
Ester Crespo
30/01/2012