Actualidad Noticias Te mantenemos informado

08 Febr 2008

La terapia con aguas termales es eficaz para mejorar la ansiedad, y así lo ha demostrado un estudio dirigido por Olivier Dubois, de las Termas de Saujon (Francia), y por Jean-Pierre Olié, del Instituto Nacional de la Salud y de la Investigación (Inserm) de Santa Ana, y desarrollado en cuatro centros de cuidados termales.

Esta investigación, llevada a cabo en 237 pacientes divididos en dos grupos, ha identificado los beneficios de la terapia para tratar problemas de ansiedad y depresión. El primer grupo recibió un tratamiento termal durante tres semanas, mientras que el segundo grupo fue tratado con paroxetina durante dos meses. El cuatro por ciento de la población padece problemas de ansiedad.

Un proceso de divorcio o la pérdida de un empleo pueden ser los desencadenantes de este síndrome; y puede producir ansiedad, obsesiones y síntomas físicos como tensión muscular, irritabilidad, cansancio e insomnio. Este estado puede prolongarse durante más de seis meses y tiene claras repercusiones en la vida personal de quien la padece.

Según el trabajo, "la patología suele tratarse con ansiolíticos o fármacos antidepresivos. También pueden aplicarse a los afectados terapias cognitivas y conductistas. Parece que en los últimos tiempos la terapia termal viene pisando fuerte en la lista de tratamientos para aplicar a los pacientes que padecen ansiedad".

"Después de dos meses, el 83 por ciento de los pacientes tratados con paroxetina mejoraron su estado en un 30 por ciento, mientras que el 22 por ciento de pacientes que han recibido tratamientos termales se han curado", ha afirmado Dubois. "La cura termal es un 44 por ciento más efectiva que el tratamiento con medicamentos".

Más efectividad
En el estudio se siguieron los mismos métodos de evaluación utilizados en los ensayos para probar medicamentos contra la ansiedad. Las cifras reflejan una disminución de los síntomas físicos y psíquicos de la enfermedad. Durante el tratamiento se aplican al paciente baños de burbujas, duchas, masajes, y control médico por parte de un psiquiatra.

"La hidroterapia termal tiene efecto sedativo sobre los síntomas ansiosos y puede actuar contra la ansiedad. Además, mientras reciben tratamiento, los pacientes se distancian de su entorno, cambian su ritmo de vida y se relajan" y de esta forma controlan la ansiedad.

DIARIO MÉDICO
DM París
08/02/2008