Actualidad Noticias Te mantenemos informado

23 Ener 2015

Más del 50% de los afectados no conocen los signos de patología reumatoide, según una encuesta de la SER

El diagnóstico precoz facilita el inicio de un tratamiento adecuado para controlar la progresión de la enfermedad y mejorar, por tanto, la calidad de vida futura

La mayoría de personas (57 por ciento) que padecen dolor articular u otros síntomas compatibles con una enfermedad reumática no acuden al reumatólogo, según una encuesta realizada por la iniciativa Run for Rheumatology, impulsada por la Sociedad Española de Reumatología (SER), y que ha contado con la colaboración de la compañía AbbVie. Su objetivo ha sido concienciar a la población sobre la importancia del diagnóstico precoz en las enfermedades reumáticas.

Más de la mitad de los encuestados afirmaron sentir dolor en las articulaciones o en la espalda (especialmente por las mañanas). Síntomas que, en el 68 por ciento de los casos llegaban a afectar actividades importantes de la vida cotidiana, como el cuidado personal o la vida laboral. Por otro lado, el 70 por ciento afirmó que el dolor le dificultaba conciliar el sueño. La encuesta, en la que han participado 532 personas, también revela que el 61 por ciento de la muestra presentaba los síntomas desde hace más de seis semanas, lo que supone que, a pesar de padecer síntomas compatibles con una enfermedad reumática y durante un tiempo prolongado, la mayoría no había acudido al especialista.

 "Existe cierto desconocimiento sobre las patologías reumáticas. Es importante acudir al reumatólogo al inicio de los síntomas. El diagnóstico precoz es esencial para prevenir y detener el daño articular antes de que se produzcan lesiones irreversibles", ha dicho Montserrat Romera, del Hospital de Bellvitge, en Barcelona, y portavoz de la SER.

El dolor crónico , la fatiga, la baja autoestima, el deterioro funcional, depresión y ansiedad y algunas terapias interfieren en las actividades de la vida diaria, ha dicho Romera. El abordaje de estos problemas suele ser complejo y requerir un enfoque multidisciplinar. "Hay que recomendar ejercicio porque la actividad física regular es importante para estos pacientes". De hecho, los estudios científicos han demostrado que los ejercicios de bajo impacto y de intensidad moderada pueden mejorar el dolor, la movilidad, el estado de ánimo y la calidad de vida, sin empeorar los síntomas y la gravedad de la enfermedad.

El ejercicio aporta beneficios a nivel físico y psíquico, incrementa la amplitud del movimiento, fortalece la musculatura, eleva la capacidad de amortiguación y la flexibilidad de las articulaciones. Por ello, la práctica de ejercicio puede ayudar a los huesos a soportar más fácilmente el peso del cuerpo, aliviar la rigidez y mantener la resistencia.

Las patologías reumáticas son las enfermedades crónicas más prevalentes en España, ya que el 22,6 por ciento de los mayores de 20 años sufren algún tipo, y los primeros síntomas empiezan entre los 20 y los 30 años. Para mejorar el conocimiento sobre ellas y fomentar el diagnóstico precoz, la SER y AbbVie han desarrollado la web www. masqueundolor.com. En el microsite se muestra información y se anima a todos los usuarios que tengan dolor cervical, de manos, o la aparición de hinchazón en muñecas y codos, o pinchazos en los hombros, cuello y piernas, rigidez matutina, dificultad para moverse, cansancio excesivo y lumbago o dolor lumbar, a acudir al especialista para descartar la aparición de una patología reumática.

DIARIO MÉDICO
Redacción
Madrid, 12 de enero de 2015