Actualidad Noticias Te mantenemos informado

13 Dicie 2011


Se estima que en torno a 7.500 menores de 15 años en España sufren alguna enfermedad reumática. La más frecuente es la artritis idiopática juvenil (AIJ), que reúne varias formas clínicas que cursan con inflamación articular crónica que puede conducir a daño estructural y discapacidad. Con la introducción de técnicas como la ecografía musculoesqueléticas el diagnóstico ha mejorado, según han explicado miembros de la Sociedad Española de Reumatología.

Se estima que en torno a 7.500 menores de 15 años en España sufren alguna enfermedad reumática. La más frecuente es la artritis idiopática juvenil (AIJ), que reúne varias formas clínicas que cursan con inflamación articular crónica que puede conducir a daño estructural y discapacidad, según datos aportados por la Sociedad Española de Reumatología. La oligoartritis es la forma más frecuente de presentación, cuyos pacientes pueden variar entre periodos de exacerbación aguda y otros prácticamente asintomáticos. No obstante, en las formas oligoarticular y poliarticular, entre el 40 y 50% de los pacientes, se observa una evolución hacia la cronicidad en la edad adulta.

A la AIJ le siguen en frecuencia las enfermedades autoinmunes como el lupus eritematoso juvenil, cuya presentación en edades tempranas marca un peor pronóstico que en el adulto, las vasculitis y las enfermedades inflamatorias, que son patologías propias de la edad pediátrica.

Hasta hace pocos años existía un importante infradiagnóstico de las enfermedades reumáticas en la población infantil, pero hoy en día con la incorporación de pruebas diagnósticas como la ecografía musculoesquelética en la práctica clínica diaria esta situación ha mejorado.

Según la doctora Paz Collado, adjunta del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario Severo Ochoa de Madrid, "esta prueba se ha convertido en una técnica de imagen clave y muy eficiente para la detección precoz de estas patologías, que se estima afectan a uno de cada mil niños en España. Además, la accesibilidad del clínico a la técnica resulta útil hasta en los recién nacidos que pueden ser explorados en los brazos de los padres".

En opinión de la experta, "en este grupo de pacientes lo más importante es favorecer la detección temprana para instaurar lo antes posible un tratamiento adecuado e individualizado que evite graves daños y secuelas que se pueden prolongar hasta la edad adulta". De ahí la importancia de la ecografía musculoesquelética, dirigida a confirmar de forma rápida la existencia de inflamación articular y periarticular durante la consulta médica.

Entre sus beneficios, esta técnica permite la valoración de varias articulaciones en una misma sesión, puede ser utilizada como guía durante los procedimientos locales (artrocentesis e infiltración) y posibilita realizar exploraciones repetidas para monitorizar la evolución de la enfermedad y la respuesta terapéutica. "Es rápida, accesible, inocua, fácilmente repetible y no precisa sedación, lo que hace que sea especialmente apropiada para la población infantil", según precisó esta reumatóloga.

Actualmente, la incorporación de la ecografía musculoesquelética a la práctica clínica reumatológica permite identificar sinovitis articular y periarticular en procesos inflamatorios e infecciosos. Además, constituye habitualmente la técnica de elección en niños para iniciar el estudio de masas palpables o tumores, ya que determina el tamaño de la masa y resulta muy útil como guía en la punción-biopsia de estas lesiones, tal como explicó la doctora Collado.

(medicosypacientes.com)
Madrid, 13 de diciembre 2011