Actualidad Noticias Te mantenemos informado

25 Mayo 2010

La influencia del tabaquismo en las enfermedades cardiovasculares ya ha sido probada hace tiempo, pero ahora se empieza a ver cómo puede ser un factor de riesgo en otras enfermedades, como las reumáticas inflamatorias.
Éste es uno de los temas abordados en el XXXVI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Reumatología (SER), en Tarragona."Se ha visto que los fumadores tienen más riesgo de padecer artritis reumatoide", ha dicho Antonio Naranjo, del Hospital Universitario Doctor Negrín, en Las Palmas de Gran Canaria. "Pero esa probabilidad se da en personas que tienen el epítopo compartido entre sus marcadores genéticos. En el resto de pacientes, aunque sean fumadores, parece que no se incrementa dicho riesgo".

Con esos datos se puede afirmar que el riesgo de artritis reumatoide que implica el tabaquismo es importante, sobre todo teniendo en cuenta que de las cerca de 250.000 personas que sufren en nuestro país esta enfermedad un tercio posee estos factores genéticos.Según un estudio reciente, el riesgo en fumadores de padecer artritis reumatoide se incrementa al menos en 1,4 veces. "Es una cifra bastante general, porque ese riesgo puede aumentar casi 50 veces en las personas con los citados marcadores genéticos y que además tienen los anticuerpos anti-CCP positivos", según Naranjo.

Además, en otras enfermedades reumáticas de carácter inflamatorio como el lupus eritematoso sistémico parece que el tabaco también es un factor relevante en el riesgo, aunque los datos disponibles no son tan contundentes como los referidos a la artritis reumatoide.Por otra parte, existen múltiples estudios "que muestran que el tabaquismo influye en la predisposición a padecer osteoporosis y, sobre todo, fracturas óseas a causa de esta enfermedad", ha añadido el especialista.

Para que un ex fumador reduzca el riesgo de padecer artritis reumatoide y que éste sea igual al de cualquier otra persona sin este hábito, han de pasar al menos diez años desde que deja el tabaco. Por este motivo, Naranjo ha subrayado que "son necesarias campañas de concienciación desde las Administraciones mucho más intensas de las que se hacen actualmente para dar a conocer los efectos perjudiciales del tabaco".

En cuanto a la influencia de fumar en el pronóstico, "los análisis realizados no han arrojado conclusiones del todo claras. Tras realizar un estudio sobre 8.000 pacientes no se ha podido concluir que la artritis reumatoide se agrave en personas que fuman normalmente".

DIARIO MEDICO
Redacción, 21 de mayo de 2010