Actualidad Noticias Te mantenemos informado

07 Novi 2013

Predice una peor evolución de la enfermedad, con más degeneración en las articulaciones, así como mayor mortalidad.

El daño temprano en tejidos y órganos de pacientes con lupus eritematoso sistémico es un factor importante de estratificación que predice a su vez daño futuro irreversible y también mortalidad. Un grupo de investigadores de varios países coordinados por Ian Bruce, de la Unidad de Investigación Biomédica Musculoesquelética del NIHR de Manchester, ha encontrado una serie de factores modificables del riesgo de daño, tales como la actividad de la propia enfermedad, la presión arterial alta y el uso de esteroides, a la vez que se ha comprobado que los medicamentos antimalaria protegen del empeoramiento del daño causado por el lupus.

A la vista de estos resultados, los investigadores han sugerido ante el foro del congreso anual del Colegio Americano de Reumatología (ARC13), en San Diego, que se acometa una estrategia integrada de intervención para tratar de reducir el riesgo y mejorar los resultados a largo plazo en los pacientes de esta enfermedad crónica inflamatoria, que sufren como síntomas comunes erupciones en la piel y artritis, y a menudo, fatiga y fiebre.

El equipo de Bruce, en la Universidad de Manchester, ha estudiado los factores que pueden contribuir al desarrollo y progresión de dicho daño tisular y orgánico, así como su relación con las tasas de supervivencia a largo plazo.
En el estudio, que abarca a pacientes de 31 centros de once países de Norteamérica, Europa y África, en su gran mayoría mujeres, se ha visto que los pacientes con daño inicial tenían más probabilidad de que aumentara en cada etapa del seguimiento.

Edad y ancestros

El reumatólogo británico ha informado igualmente del hallazgo de otros factores que incrementarían el riesgo de desarrollar o hacer progresar el daño, tales como la edad avanzada, tener ancestros africanos y niveles más altos de inflamación.

"Creemos que el daño en tejidos y órganos puede predecir la probabilidad de nuevo daño futuro y de muerte debidos al lupus, que puede afectar a la piel, articulaciones, riñones, pulmones, sistema nervioso y/o restantes órganos", ha señalado Ian Bruce, para subrayar que algunos factores de riesgo hallados son susceptibles de modificación y que los ensayos clínicos deberían determinar una posible mejora de la salud a medio plazo en pacientes de lupus en los que se utilicen esos factores de riesgo como diana.

DIARIO MÉDICO
Pilar Laguna
San Diego, 30/10/13