Actualidad Noticias Te mantenemos informado

02 Mayo 2013

El cobre previene la artrosis y está especialmente indicado para deportistas y personas de edad avanzada. En concreto, este mineral es un "oligoelemento que fomenta la creación de la enzima lisiloxidasa que, junto a la elastina y el colágeno, mejora la elasticidad de los tejidos. De esta forma se previene el desgaste prematuro de los cartílagos y la consiguiente aparición de artrosis", apunta Diego García, director general del Centro Español de Información del Cobre (Cedic).

Las fuentes de cobre más ricas dentro del abanico alimentario son el marisco (especialmente algunos crustáceos como la ostra y el cangrejo), el hígado, los cereales, las nueces, las legumbres y el chocolate negro. En menor cantidad, el mineral también se puede encontrar en patatas, guisantes, carne roja, champiñones y algunas frutas como el coco, la papaya, las uvas y las manzanas.

ABSORCIÓN

El organismo regula la absorción del citado mineral -que no es PBT (persistente, bioacumulable ni tóxico) ni CMR (carcinogénico, mutagénico ni disrruptor hormonal)-, y la carencia de éste tiene muchos más riesgos que su exceso, especialmente en niños y ancianos.

En consecuencia, la relación entre el cobre y la prevención de la enfermedad lleva a los especialistas a recomendar su consumo diario en cantidades de 1 miligramo entre adultos, y 1,3 miligramos en las mujeres embarazadas y los lactantes.

DIARIOMEDICO
Ester Crespo, Redacción, Madrid