Actualidad Noticias Te mantenemos informado

26 Ener 2010

Las políticas de los sistemas de salud regionales orientadas a garantizar el uso racional del medicamento, el creciente control del gasto farmacéutico y la diferencia de recursos pueden dificultar el acceso a los fármacos más innovadores.

El estudio sobre Accesibilidad de los pacientes a los tratamientos biológicos, realizado por Mensor, identifica y agrupa un conjunto de variables con el fin de establecer si pueden existir diferencias de acceso a los fármacos biológicos en función del lugar de residencia del paciente.

Según el estudio, el Sistema Nacional de Salud, la asistencia, el propio entorno del paciente y el médico prescriptor son condicionantes del acceso.Una variable importante es el tiempo que transcurre desde que aparecen los primeros síntomas hasta que se obtiene un diagnóstico definitivo. La situación varía de unas regiones a otras desde los 10 meses de media en Galicia hasta los 35 meses en otras.

USO RACIONAL

A pesar de que algunas consecuencias de la artritis reumatoide como las bajas laborales e incapacidad se pueden ver disminuidas gracias a los fármacos biológicos, éstos tienen un elevado impacto económico que recae directamente en el presupuesto de sanidad. Por esta razón, han surgido en diferentes autonomías iniciativas encaminadas a racionalizar el uso de los fármacos biológicos, tales como la puesta en marcha de comités que valoran de forma individualizada cada prescripción.

La ausencia de actuaciones específicas para esta enfermedad dentro de los planes de salud autonómicos tampoco ayuda, y las diferencias en cuanto al número de especialistas de Reumatología entre comunidades puede condicionar la atención que reciben los pacientes.

DIARIO MEDICO
Redacción, 13 de enero de 2010