Publicaciones Artículos Te mantenemos informado

09 Junio 2010

UTILIDAD DEL MÉTODO DE IMAGEN GUIADA Y MÚSICA (GIM) EN PACIENTES CON FIBROMIALGIA

  • 09/06/2010
  • Dña. Esperanza Torres Serna

Dña. Esperanza Torres Serna, Psicóloga, Musicoterapeuta y Terapeuta en el Método GIM (Imagen Guiada con Música)

Ponencia presentada en la Conferencia organizada por la Liga Reumatológica Asturiana, celebrada el 11 de mayo en el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Asturias, Oviedo.

Desde hace poco tiempo, (en Marzo) he comenzado un estudio experimental aquí en Asturias, (en Gijón) con personas con fibromialgia. He comenzado con mucho entusiasmo y con la pretensión de no llevar ideas previas, e ir construyéndolas en la evolución del proceso de acompañamiento terapéutico a estas personas.

El entusiasmo es ante el reto de iniciar un trabajo terapéutico con personas con fibromialgia, que sufren física y psíquicamente en una sociedad poco dispuesta a aceptar el dolor físico, en un entorno poco favorable a asimilar las emociones como parte influyente en nuestro modo de vida y en un contexto social acostumbrado a "tirar para adelante" y a "aceptar el sufrimiento que Dios nos da", cargando con sobre-carga y exigencia personal.

El motivo que me llevó a elegir esta población como objeto de mi estudio es fundamentalmente la posibilidad de acercar una terapia complementaria a la farmacológica a un número creciente de población aquejada de dolor físico y con dificultades en el manejo de las emociones.

La fibromialgia (FM) es una enfermedad de difícil catalogación, ya que reúne síntomas físicos con otros claramente psicológicos, presentando una sintomatología de dolor y cansancio así como otros síntomas como depresión, ansiedad, reducción de actividad, pérdida de vida social y laboral, etc., que deteriora la calidad de vida de quien la padece y que requiere una atención sanitaria cada vez más interdisciplinar y desde enfoques más holísticos, ( más globales ).

La necesidad de respuestas sociales y sanitarias a una enfermedad desconcertante como la fibromialgia, que afecta a las esferas biológica, psicológica y social de estas personas, requiere de respuestas terapéuticas válidas y útiles para mejorar la calidad de vida de quienes la padecen.

Una propuesta terapéutica adecuada es el método de Imagen Guiada con Música (GIM), que combina las estrategias de relajación por un lado, y la interiorización y trasformación interior a través del poder de la música y las imágenes auto-generadas por otro, y requiere el acompañamiento de un terapeuta o guía durante el proceso.

Como terapeuta GIM siento la motivación, la fe y el entusiasmo que ofrece un modelo de trabajo con potencial transformador y capaz de ofrecer estructura contenedora para enfrentar el caos abrumador de la incertidumbre, aceptar lo imposible y vivir lo posible (Fiorini, 2006).

Siento entusiasmo ante el reto de poner en práctica la metodología terapéutica que aporta la Imagen Guiada y Música (GIM) ya que favorece la integración del cuerpo, la mente y el espíritu a través de la escucha activa de la música clásica occidental, en un estado relajado.

El tratamiento terapéutico basado en el método GIM :

  • proporciona soporte y apoyo para enfrentar el dolor y cansancio físico, a través de la relajación,
  • facilita la expresión emocional -frecuentemente limitada en los pacientes con FM- con la ayuda de la música,
  • y fortalece los recursos interiores, a través del lenguaje metafórico o simbólico de las imágenes, ampliando, modificando o cambiando la visión interna de estas personas.

El método GIM favorece una estructura de la sesión donde se puede trabajar:

  • los aspectos corporales, aprendiendo a relajarse, a escuchar y a atender el cuerpo no solo como soporte y andamiaje de nuestras vivencias sino como parte integrante y fundamental de las mismas.
  • la aparición de imágenes e ideas, (conocidas y desconocidas, particulares y arquetípicas) que fluyen en constante movimiento y con aparente libertad, y permiten aflorar la emoción, y modificar el rígido o estático punto de vista de lo racional-cognitivo. La libre asociación de imágenes e ideas han sido promovidas en psicoterapia desde Freud y Jung a nuestros días. Gracias al método GIM emergen favorecidas por la estructura y dinámica de la música.
  • la integración del simbolismo de estas imágenes apoyado, acompañado y guiado por el terapeuta-guía, por la música y por el propio sujeto-viajero-agente de la experiencia.

Si la terapia GIM puede contribuir a conocer y a aceptarse mejor a uno mismo, modificando la actitud interior ante esta adversidad, de modo natural conducirá a una mejora de la calidad de vida.

Quiero entrar en el trabajo terapéutico individual y grupal sin ideas previas, en la confianza de que el soporte metodológico de la estructura de la sesión GIM, la curiosidad investigativa, la disposición empática personal y la motivación de los clientes serán suficientes para empezar en los primeros pasos. Citando a Bruno Bettelheim "durante el tiempo que pases trabajando sin conocimiento de los "hechos" que figuran en la ficha (etiqueta diagnóstica), antes de que el propio paciente te lo comunique a su manera y desde su propio punto de vista, él y tu estaréis creando una relación de mutuo aprecio" (Bettelheim & Rosenfeld, 1994).

Ahora bien, para centrar una investigación se requiere una reflexión constante y una búsqueda de explicaciones y justificaciones de cada paso. Este trabajo pretende un balance entre estos dos aspectos: el acercamiento curioso y confiado al tratamiento de la fibromialgia con la metodología de Imagen Guiada con Música y la reflexión razonada del proceso seguido que permita avanzar y dar sistematización y rigurosidad al uso de la música y la imagen en el tratamiento a personas con fibromialgia de forma que pruebe la mejora de su bienestar y calidad de vida de manera sostenida en el tiempo.

En esta investigación pretendo probar que la experiencia terapéutica del uso de imagen guiada con música (GIM) tiene un poder curativo y transformador en la persona que padece fibromialgia de modo que contribuye a "la construcción de fortalezas, virtudes y competencias, aumentando las emociones positivas" (Peñacoba Puente, 2009) y a una mayor y mejor aceptación de uno mismo. Estos aspectos serán valorados en la observación y valoración de cambios en la percepción del dolor, la ansiedad y depresión, así como su repercusión en la Percepción Subjetiva del Bienestar Psicológico.

La estructura de una sesión de Imagen Guiada con Música es muy clara y secuencial, proporcionado orden, estructura y contención. Pero al mismo tiempo proporciona múltiples posibilidades de transformación, visiones divergentes, amplitud de miradas, metáforas alterativas que contribuye a modificar la visión de las situaciones en ocasiones muy rigidizadas, anquilosadas o quietas.

De esta forma, cada sesión proporciona oportunidades para ponerse en contacto con el mundo interno, armonizarse con las impresiones corporales, validar las propias emociones, expresar y tener en cuenta la espontaneidad y la riqueza de las imágenes simbólicas, (metáforas de representaciones internas) y estimular las propias respuestas.

Observando cuidadosamente las características somáticas y psíquicas que presentan las personas que padecen fibromialgia reafirmo la posibilidad terapéutica del tratamiento sistemático con el método GIM ya que éste:

  • Posibilita trabajar el cuerpo, la mente y el espíritu de manera integrada.
  • Trabaja y modifica los estados corporales, facilitando un estado de relajación y atención al cuerpo de forma distendida y agradable.
  • Trabaja la atención sostenida en elementos potencialmente distractores de la enfermedad, del dolor, o de los pensamientos recurrentes a través de las imágenes auto-generadas al escuchar la música.
  • Trabaja la reflexión, la observación interior, el darse cuenta de los estados emocionales, los pensamientos y/o los recuerdos asociados a éstos.
  • Proporciona confianza en uno mismo, mejorando por tanto los propios recursos y la autoestima.

Quiero resumir el proceso seguido por una de las personas con fibromilagia que ha recibido esta terapia, con este dibujo y este comentario:


Sosiego
"El sol es la fuerza, la energía; el mar simboliza el fluir, la vida, (quieta pero en movimiento); el globo es ir haciendo equilibrios y coger fuerza aventura, volver a empezar y los cuatro delfines son la compañía, la alegría, la flexibilidad y la inteligencia."


Gracias a todos ustedes por la escucha atenta de esta intervención, colaborando en el entusiasmo, motivación e interés por acercar terapias y técnicas que ayuden a paliar los efectos dolorosos e incapacitantes de esta enfermedad y que contribuyan a un abordaje integral de la atención a la persona que sufre.

También quiero agradecer a la Liga Reumatológica de Asturias por invitarme a este acto y por su labor de difusión, apoyo y fomento de tratamientos para las personas que padecen fibromialgia y /o fatiga crónica, y su colaboración en el Curso sobre el Método GIM impartido en Gijón.